Superalimentos imprescindibles para nuestro cuerpo (y mente)

Bajo el término comercial “superalimentos” se engloba un conjunto de productos naturales, mayoritariamente de origen vegetal, cuyas propiedades resultan muy beneficiosas para la nutrición del organismo humano. Algunos superalimentos son muy conocidos, pues su consumo está muy consolidado en la alimentación de la cultura occidental desde décadas -o incluso siglos- atrás, mientras que otros son más exóticos, y poco a poco van entrando como productos de consumo cada vez más habituales en nuestras despensas y cocinas.

A continuación vamos a exponer de manera sumaria el listado de los superalimentos más destacdos, con sus propiedades más características. En posteriores entradas los iremos analizando uno a uno con un mayor nivel de profundidad.

Açaí

Procedente de Brasil, se trata de un fruto tropical, un tipo de baya, en cuya pulpa encontramos una enorme cantidad de antioxidantes, muy superior a la de otros frutos más conocidos, como el arándano. También contiene dosis elevadas de los ácidos grados esenciales Omega 3, Omega 6 y Omega 9. Por otro lado, destaca la presencia de aminoácidos, fibra, vitaminas y minerales.

açai

Es un desintoxicante que facilita la pérdida de peso, favorece la digestión y limpia el colon. Se puede encontrar en zumo, en polvo y en cápsulas.

Aceite de coco

Contiene una cantidad muy elevada de grasa saturada cruda, superior al 90 %. Con triglicéridos de cadena media (TCM) que refuerzan los sistemas nervioso, inmunitario y la glándula tiroides. Es ideal para cocinar, al tratarse del único aceite que no se oxida al ser calentado.

Su riqueza en ácido laúrico le proporciona propiedades antivíricas y antibacterianas.

Azúcar de coco

Azúcar sin refinar que se extrae del néctar de las flores de la palmera cocotera. Contiene más aminoácidos, vitaminas y minerales (hierro, zinc, calcio, potasio) que cualquier otro azúcar, y su índice glucémico es muy reducido. Se trata, pues, de un edulcorante muy aconsejable, muy por encima del azúcar blanco.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que contiene una cantidad notable de fructosa.

Cacao crudo

Gran fuente de magnesio y antioxidantes, muy adecuado para el cuidado del cerebro y del corazón. Es rico en azufre, magnesio, cobre, manganeso y zinc, y vitaminas del grupo B (como la niacina) y vitamina C. También tiene triptófano y anandamida, sustancias que favorecen el bienestar, y es muy rico en antioxidantes.

De sabor algo amargo, lo encontramos en habas, en polvo, en manteca de cacao y en barras de chocolate.

Camu Camu

Fruta tropical de un árbol procedente de la selva amazónica peruana (Myrciaria dubia). Es una fuente muy importante de vitamina C (40-60 veces superior a la naranja), y por ello resulta ideal para prevenir y tratar enfermedades del sistema respiratorio como los resfriados. Favorece el buen funcionamiento de los riñones y el corazón, mejora la digestión y fortalece el sistema inmunológico.

Semillas de cáñamo

Aportan la dosis perfecta de ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6, vitaminas, minerales (zinc, potasio, calcio, magnesio), clorofila y ácido gamma linoleico (AGL). Se utilizan para combatir el estreñimiento y como antiinflamatorio.

Se consume el interior de la semilla, pues la cáscara es muy dura. Al carecer de THC (D-9-tetrahidrocannabinol, el componente narcótico de la marihuana), no tiene efectos narcóticos.

Chía

Uno de los alimentos considerados como más completos, con una cantidad de proteína superior a la soja, cinco veces más calcio que la leche, Omega 3, hidratos de carbono, antioxidantes, fósforo, potasio (en cantidades superiores a los plátanos), magnesio, boro (contribuye a la absorción del calcio en los huesos) y fibra soluble en agua. Se trata de unas pequeñas semillas de una planta originaria de México, Guatemala y Nicaragua (Salvia hispanica).

Pueden consumirse mezcladas con agua o zumos (al absorber el agua aumentan ligeramente de tamaño y tiene una textura mucho más suave), o aplicadas directamente en ensaladas y otros alimentos.

Chlorella

Se trata de la fuente más importante conocida de clorofila. Ayuda a la regeneración celular y refuerza el sistema inmunitario. Tiene una gran cantidad de proteínas, contiene todos los aminoácidos esenciales, antioxidantes, betacaroteno y fitonutrientes. También es rica en vitaminas: A, B 1, B2, B3, B 5, B6, B12, C, E y K. Entre los minerales que contiene destaca el calcio, magnesio, fósforo, manganeso, hierro, zinc y yodo. Entre sus múltiples beneficios destaca el hecho de fortalecer el sistema inmunitario y de eliminar las toxinas del cuerpo.

Echinacea

Planta originaria de América del Norte, usada antiguamente por los indios para curar heridas e infecciones. Contiene polisacáridos, flavonoides y glicoproteínas que activan el sistema inmunológico. Es un remedio eficaz contra los resfriados y para mitigar la gripe.

Espirulina

spirulina en polvo

Es una alga microscópica muy rica en proteínas, vitaminas, minerales, antioxidantes, ácidos grasos Omega 3 y aminoácidos esenciales, todo ello fácilmente asimilable por el organismo. Cuenta con muchas propiedades, entre las que se encuentra la reducción del colesterol y el equilibrio del azúcar en la sangre. Se puede encontrar en cápsulas, pastillas o en polvo. En este último caso es ideal para añadir a todo tipo de comidas, con cuidado de no excederse, porque su sabor es muy intenso y oscurece notablemente el color de los alimentos.

Goji

Bayas procedentes de diversas especies de arbustos del género Lycium, originarias de China y el Tíbet. La medicina tradicional china la ha utilizado durante siglos para aumentar la longevidad y retrasar el envejecimiento. Las bayas (pasas secas de color rojo intenso) contienen numerosos aminoácidos esenciales, minerales y oligoelementos (calcio, hierro, potasio, zinc y selenio), vitaminas B1 B2, B6, C y E y betacaroteno. Tiene propiedades antioxidantes y favorece la disminución de la grasa, gracias al ácido linoleico.

A pesar de sus incuestionables ventajas, se ha detectado en algunas marcas la presencia de pesticidas y metales pesados, los cuales, a pesar de ser ajenos a la naturaleza del vegetal, han contribuido a hacer caer notablemente su popularidad.

Lúcuma

Es una fruta procedente de Perú. Muy rica en betacarotenos, vitamina C y vitaminas del grupo B. Reduce los niveles de colesterol y triglicéridos de la sangre. Su elevada concentración de niaciana la hace apta para combatir la depresión. También se aplica sobre la piel, contra el herpes y las verrugas.

Maca

Planta originario de la zona andina de Perú (Lepidium meyenii). Su raíz bulbosa proporciona vigor al organismo, tanto físico, como mentual y sexual. También actúa como regulador hormonal.

Se consume en pastillas o en forma de harina; en este caso se sule añadir a sopas, zumos, o panes.

Moringa

Árbol originario de regiones tropicales y subtropicales (Moringa oleifera) del que se aprovechan las raíces, hojas, flores y semillas. Rica en aminoácidos y proteínas, esta planta también cuenta con una buena aportación de minerales (hierro, calcio, potasio, magnesio). Previene la osteoporosis, frena el envejecimiento de la piel, regula las funciones del hígado y del riñón y los niveles de azúcar en la sangre, estimula las defensas y tiene una notable capacidad antioxidante.

Sus semillas tienen un elevado poder antibacteriano.

MSM

Al tratarse de una importante fuente de azufre orgánico, resulta muy beneficioso para la salud de la piel, el pelo y las uñas. Es un potente antiinflamatorio y analgésico para problemas de espalda, tendinitis y dolores de espalda. Alivia los síntomas de la fibromialgia.

Quinoa

Aunque lo parece, no se trata de un cereal. Procedente de los Andes, supera al trigo en cuanto a aportación de proteínas. También es rica en hierro, vitaminas (B1, B2, B3, C, E), ácido fólico e hidratos de carbono de absorción lenta, lo que le hace mantener los niveles de azúcar en la sangre.

Es muy indicado para personas celíacas, al no contener gluten.

Semillas de Plantago ovata (Psyllium Husk)

Las semillas de esta planta tan común como hasta ahora escasamente considerada, resultan muy beneficiosas para regular el tránsito intestinal, tanto para problemas de restreñimiento como de diarrea. Reduce los niveles de colesterol.

Rosa mosqueta

Tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, es diurético, depurativo y drenante. Su gran aportación de vitamina C, betacarotenos y licopenos permiten rejuvenecer las células.

Reishi (Ganoderma lucidum)

Planta muy importante en la medicina tradicional china, según la cual permite elevar el espíritu y llegar a la relajación mental. Refuerza el sistema inmunológico.

Stevia

Planta originaria de América del Sur (Stevia rebaudiana), cuyas hojas son muy apreciadas por sus propiedades como edulcorante natural apto para personas diabéticas. A la hora de consumirla es preferible disponer directamente de las hojas enteras, pues algunos extractos y productos derivados que se comercializan han perdido algunas de las propiedades más importantes de la planta.

Tepezcohuite

Árbol espinoso de México del cual se aprovecha básicamente su corteza, muy utilizada para curar quemaduras y otras lesiones cutáneas, gracias a la gran cantidad de taninos que contiene. Se utiliza también para frenar la caída del cabello.

La lista no termina aquí: podríamos mencionar otros elementos, como la zanahoria negra. Las investigaciones prosiguen en diversos frentes, y no tenemos ninguna duda de que en el futuro se darán a conocer las bondades de nuevos alimentos.